Biutiful, la nueva de Bardem

Hace unos días comentaba en una imagen por Twitter que en mi barrio habían puesto unas vallas por una grabación.

La verdad es que la historieta esta me ha tocado los webos un par de veces, porque «los que vigilan» que nadie aparque ahí se pasan el día tocando el timbre para preguntar si un Peugeot 206 azul es mio o si tengo el coche aparcado en la calle. Sobretodo me toca los cojones porque:

  1. No tengo coche, aunque precisamente esta tarde mi hermana sí lo tendrá
  2. No me gusta el spam por el telefonillo (ni de cualquier otro tipo)

Ayer por la tarde me comentaba mi madre que si no había visto al Bardem… se ve que la gente del barrio está un poco cabreada con él porque es muy antipático.

Al parecer están rodando por Barcelona, Badalona y Santa Coloma de Gramenet la peli Biutiful… por cierto, de todo lo que Google sabe sobre la película, he tenido que acabar en el diario La Región para saber que van a estar unos cuantos días más tocándome las narices…

Categorías Cine

1 comentario en “Biutiful, la nueva de Bardem”

  1. Por hacer de abogado del diablo. Todo lo que vale la pena tiene un precio. Estamos hablando de una película de Alejandro González Iñarritu, que nos ha hecho disfrutar con películas como «babel», «amores perros» y, sobre todo, «21 gramos».
    Esta película volverá a situar a Barcelona en el mapa mundial, después de «Vicky, Cristina, Barcelona» (que después de muchas críticas por diversos motivos, se ha convertido en LA película más taquillera de Woody Allen en USA).
    Tercero, la película cuenta con actores y actrices de la talla de Bardem, Eduard Fernández o Blanca Portillo. Lo que casi garantiza un cierto nivel de calidad si lo sumamos al director.
    Y cuarto, respecto a Javier. Ni le conozco ni tengo motivos para defenderle. Sólo pido que os pongáis en la piel de alguien que a cada minuto alguno le está mirando por la calle, y que cada hora le paran montones de personas pidiéndole 2 besos, un autógrafo o le recuerda lo bueno que es. Puede que sea inherente a la profesión, pero tiene que ser insoportable. Para valorar a alguien así, hay que conocerlo en las distancias cortas.

Deja un comentario