David Ordóñez

Tu nombre, sitio web o cómo quieres que te conozcan.

David Ordóñez, damarchis.com y mi alias en la red DaMarChis.

¿Cómo, dónde, cuándo o por qué nos conocimos?

Telefónicamente ¿2003? Habían hecho un defaced a googlemania.com y yo te avisé por teléfono. Tu número lo saqué de un whois al dominio. La primera vez que hablamos: te ibas de vacaciones, de modo que te di una “alegría”.
In person: Estación de Atocha, Madrid, el día antes de nuestro primer congreso OJObuscador de marzo de 2006 y puse cara a alguien con quien hablaba por teléfono más que con mi novia (en aquel entonces, hoy esposa).

Dile al resto del mundo lo que quieras sobre mi.

Mente/culo inquieto, frío por fuera, pasional por dentro. Capaz de moverse de Continente para encontrase a sí mismo si es menester. A lo mejor no es la persona que muestra abiertamente sus afectos, pero es la persona a la que le puedes dar el PIN de tu VISA para que esté seguro. Dual para muchas cosas, siempre en su mundo y siempre está ahí.

OJO

Un cabroncete al que le tengo mucho afecto. Hizo que dejara empleo estable, horario de oficina y sueldo fijo con pagas y vacaciones por el maravilloso mundo del emprendedor autónomo que se busca las habichuelas él solito. Tengo mucho que agradecerle ;)

Chispa, Menta…

Dos seres extraordinarios que me han robado un pedazo de cacho mío. Chispa ya no está, pero de algún modo está. Y Menta nos acompaña ahora y algunos días que bien pudieran ser grises los convierte en muy bonitos con sólo mover la colita. Yo de mayor quiero ser Menta.

Llevas muchos años en la red de redes… ¿recuerdas cómo fue tu primera vez?

A finales de 1998, en casa de un amigo al que le hice una web con Frontpage para Geocities, conectados por el pitirruuuu-pitirriiii… de un módem flamante, de los rápidos, de 56k.

Desconectar en algún lugar perdido por Cádiz o Sevilla

De Cádiz por Zahara de la Sierra o cualquier rincón de su costa de Chiclana hasta Tarifa. De Sevilla, el propio casco histórico de la ciudad, el río o en la provincia, por los pueblos de la Sierra Norte.

¿Qué es la felicidad?

Levantarte por la mañana y poder decidir qué es lo que quieres hacer en ese día.

¿Cómo será el día en que dejes Internet?

Internet es una cotidianidad que ya se va a quedar como la radio, la tele, los teléfonos… pero si me escapo a alguno de los lugares que te he dicho antes, es agradable la experiencia de estar por un tiempo sin Internet, sin radio, sin tele, sin teléfonos…

Los comentarios están cerrados.