#NoTincPor, una tarde por Barcelona

Hace poco más de una semana, estaba revisando Twitter cuando de repente me encontré con la noticia; los primeros tweets que hablaban y hacían trending topic a Les Rambles. Minutos después tenía que poner TV3 en directo vía web para comnenzar a informarme sobre lo ocurrido y sentir un nudo en la garganta.

Hoy sábado he ido a mi primera manifestación desde 1998. Ha habido momentos graves en los que seguramente tendría que haber salido a la calle, pero desde que a mediados de semana supe de ella, y aún estando fuera de Catalunya, sin duda ya comencé a escribir a conocidos para saber si alguien iba. Esta tarde me he venido con mi hermana al centro de mi ciudad, Barcelona, a expresar mi respeto con mis compañeros de geolocalización.

A sabiendas de que los transportes públicos iban a estar congestionados, ha sido una decisión correcta la de ir en moto y aparcar a varias calles (al límite de la jaula que se ha creado alrededor del centro de la ciudad).

A partir del momento en que hemos llegado a Passeig de Gràcia la cosa se animaba, aunque aún era muy pronto, ya que faltaba una hora y media para comenzar. Justo antes de venir, viendo las noticias, hemos sabido que se iban a entregar 70.000 rosas a los asistentes.

Y no eran sólo rosas, sino que algunas organizaciones han decidido hacer algunos carteles con mensajes directos a algunos de nuestros representantes políticos.

Según nos hemos ido acercando al centro de la ciudad nos hemos encontrado con más y más encierro, con más seguridad y más dificultades para caminar. Las calles se habían convertido en los límites de seguridad de Plaça de Catalunya, lo que te llevaba a tener que caminar una manzana más allá para poder cruzar.

Como decía, hemos ido con tiempo por lo que hemos decidido ir a Les Rambles. Según nos acercábamos, se notaba un ambiente distinto. Quizá no tanto en la parte superior, pero según ibas bajando la cosa cambiaba y el silencio se recogía en las zonas donde habían pequeñas zonas de recogida.

Por el camino un grupo de la Guardia Urbana ha ido a hacer una ofrenda floral y al volver a la cabecera de Les Rambles según pasaban la gente se paraba y les aplaudía. Probablemente el lugar más icónico y más silencioso y respetuoso es la zona del mural de Joan Miró, ahora tapado por miles de flores, centenares de mensajes y decenas de peluches.

Sin duda, se escuchaba un run-rún, pero el momento era bastante extraño y te hacía pensar.

A la vuelta a Plaça de catalunya, los medios comenzaban a hacer su trabajo y a emitir en directo para todo el planeta.

Los primeros políticos llegaban y, obviamente, los primeros aplausos y gritos…

Cuando se ha acabado todo, volviendo, nos hemos encontrado con unos “bolardos” gigantes, en forma de autobús.

Como conclusión saco que esta manifestación se ha politizado; creo que si no hubiera venido ningún político se hubiera acercado aún más gente, hubiera habido muchísimos más aplausos y menos pitidos, y en general todo el mundo hubiera quedado mucho más contento. No digo que los políticos no hubieran venido, pero que lo hubieran hecho entre la multitud y no de forma separada como ha acabado pasando. Ha sido muy obvio que primero se aplaudiría, luego se pitaría y luego se volvería a aplaudir, según pasaban los cuerpos de seguridad y emergencias, posteriormente los políticos y finalmente la ciudadanía.

SEO y WPO para WordPress en Punt Multimedia

El pasado viernes tuve, una vez más, la oportunidad de colaborar con los compañeros del Punt Multimedia de Barcelona dando un par de charlas, la primera de ellas sobre SEO para WordPress y la siguiente sobre WPO para WordPress.

Cuando voy a dar este tipo de charlas soy bastante consciente de que la parte de SEO la gente la tiene bastante asumida, por lo que directamente no hablo de SEO propiamente dicho (o sea, no hablo de keywords, cabeceras y cosas de ese estilo) y me centro en mejorar el propio WordPress, que creo que es para lo que la gente va.

En cambio, con el tema del Web Performance, que ya implica un nivel técnico más elevado siempre suelo ver caras raras, algo a lo que ya me he acostumbrado, y de ahí que las presentaciones intenten ser más bien tirando a lo práctico que no a lo teórico, eso sí, siempre explicando ejemplos reales de cosas que hemos conseguido hacer con estos sistemas. Al final, así como tema recurrente, aparecen las “10.000 visitas concurrentes” de eurocopa.com conseguidas con un WordPress.

Para los asistentes, y los no asistentes, os dejo la presentación de SEO para WordPress y la presentación de WPO para WordPress para que le deis una ojeada.

#WebPerfES: Web Acceleration por Telefonica Digital Lab

Este próximo jueves estoy muy contento de poder anunciar una vez más el evento WebPerf España en el que asistirán Xiao y Eguz de Telefonica Digital Lab en Barcelona. ¿Y por qué estoy muy contento en anunciarlo? Pues por muchas razones, aunque principalmente porque Telefónica haya confiado en nosotros para explicar cómo es su sistema por dentro (tuve la oportunidad de hablar hace unas semanas con ellos y tiene buena pinta) además de ser un software que han desarrollado aquí.

¿Qué nos encontraremos? Pues nos explicarán distintas técnicas de aceleración web, CDN, soluciones y nos explicarán lo que Telefónica propone como solución. Además, se hará hincapié en la parte “pura y dura” del software que se ha creado y que hay detrás de un sistema como este.

Una vez más, el evento lo hacemos con la inconmensurable colaboración de La Salle Barcelona en el Auditorio del Edificio Sant Josep (Quatre Camins 9, 08017 Barcelona) y también dar las gracias a Telefónica por asistir como ponentes. Recuerdo que si alguien quiere presentar algún tipo de tema, sólo ha de ponerse en contacto conmigo y comentármelo.

Para acabar, recuerdo que el evento es gratuito y que tienes algo más de información sobre el próximo evento.

Teatro: Luís Pardo, Cuando el Diablo Piensa

Una vez más de nuevo al teatro a ver a Luís Pardo. El último espectáculo se nos escapó a mi hermana y a mi, por lo que esta vez, en cuanto me enteré de la obra simplemente compré las entradas. Y es que aún recuerdo el primero de los espectáculos al que fuimos, Kasual-Mente, en el que tuve la oportunidad de salir al escenario, al igual que en las siguientes ocasiones. Creo que he salido siempre (menos en esta que nos fuimos al gallinero).

He de reconocer que este espectáculo ha sido el que menos me ha hecho flipar. No sé si es porque he visto prácticamente los últimos o simplemente es que estaba un poco empanao, pero que conste que siempre hay algún detalle con el que te quedas boquiabierto y sólo por ese pequeño minuto vale siempre la pena ir a ver el espectáculo.

Otro detalle importante es que la entrada es barata, vale entre 12 y 16 euros (según el día que se vaya) y, como digo, merece la pena, principalmente si no has estado en ninguna de las actuaciones anteriores.

No quiero desvelar gran cosa del espectáculo, pero hay momentos de adivinación de objetos extraños que el público cede amablemente, hay momentos en los que Luís se pone al borde de la muerte (bueno, quizá esto es un poco exagerado, pero sí, podría acabar un poco mal) y sobretodo hay momentos de expectación, de sentimientos a flor de piel y de risas, de las muy sanas.

En fin, aquí os dejo el momento del final de la visita al teatro con Karol y con el propio Luís.

Huelga de transportes, a la japonesa

Hace unos días que tuve que usar el transporte público en Barcelona. Normalmente uso el transporte público fuera de Barcelona, cuando viajo por Europa o Estados Unidos, pero hace ya bastante que en Barcelona suelo ir en moto (y en pocos casos, en coche). Pero como digo, el otro día esto cambió, y me hizo, para bien y para mal, hacer comparativas odiosas.

Hace unas semanas estuve en Londres. Allí el transporte público es muy caro (para mi gusto) pero se puede decir que es muy eficaz. Cada dos o tres minutos llegaba un autobús y lo mismo pasaba cuando esperaba en la estación del metro, no paraban de pasar. En cambio, este fin de semana cuando he tenido que usar el de Barcelona me han surgido ciertas dudas si lo miro comparativamente hablando.

Para comenzar, estuve esperando cerca de 20 minutos al autobús L94. Vale, que sí, que pasa cada 30 y salí “pronto”. El autobús me costó 2 euros para hacer un trayecto bastante largo. Tras unos 50 minutos pasé de estar en Port Ginesta a estar en Plaza de España. Para ser sábado por la mañana el bus iba bastante lleno, con personas de pie.

Tras esto me tocó entrar en la parada de metro. Allí otros 2 euros para el siguiente billete (ya que los billetes sencillos parecen no estar en el sistema tarifario integrado). Desde allí hasta Fondo, un camino que me conocía muy bien. La espera en la estación fue de algo más de 4 minutos.

En total desde que salí de casa hasta que llegué a “la otra” casa, casi 2 horas. En moto, como medida, tardo algo menos de 45 minutos.

Y entonces aquí viene la duda que se nos planteó a Jaume y a mi en ese último viaje a Londres: ¿pagarías 10 euros/día por ir en bus + metro y en metro + bus? Sí, es una pasta, pero es más o menos lo que pagamos los varios días que estuvimos en Londres, y eso que íbamos con la Oyster Card que se supone que te da las tarifas más baratas.

Como decía, la diferencia es significativa en cuanto al servicio… el tiempo que tardábamos en tomar el bus tras llegar a la parada, e igual con el metro simplemente eran de risa. Si tuvieras un servicio eficaz ¿pagarías por él? Los usuarios del transporte público se quejan (con razón) de que el servicio en muchas ocasiones es deficiente. Estoy de acuerdo… creo que algunas líneas de bus sobran sobretodo si se potencian otras con una frecuencia de paso que de miedo. Con el metro también pienso lo mismo; creo que la red de Barcelona está ajustada (y cuando esté la línea 9-10 aún más) pero que existen un grave problema de tiempos. Y ya no entro en el tema de los trenes de cercanías.

Entonces la cuestión que se me pasó por la cabeza, tras las muchas huelgas en los transportes públicos es ¿por qué no probar una huelga a la japonesa? Simplemente me gustaría ver qué ocurre si salen TODOS los autobuses y todos los metros a la vez. Es algo técnicamente asumible, ya que por la parte de los autobuses no habría problemas, dependen del tráfico, y los metros tienen un sistema de semáforos para que no choquen entre una estación y otra.

Con esto me gustaría testear dos cosas:

Por un lado que se puede tener un mejor servicio, que es lo que los usuarios quieren. Con esto los trabajadores del transporte público podrían decir: miren señores, esto que quieren es posible, pero con la mierda que nos pagan, con los recortes y demás, no nos dejan y no son capaces.

Por otro, comprobar que con un pequeño ajuste en el precio, la eficacia de los transportes ayudarían muchísimo a la ciudad a mejorar en productividad. Si los usuarios pueden ajustar los tiempos de ida y vuelta se mejoraría tanto en el nivel de vida como en otras cosas.

Sé que a lo mejor estoy planteando algo muy absurdo, pero tengo muy claro que el concepto de “huelga a la japonesa” puede permitir demostrar algunas situaciones, como podría ser esta, algo que a los usuarios haría felices, y algo que demostraría que los trabajadores tienen razón…

Pero como siempre, estas ideas locas son, por norma general, las que nunca se llevan a cabo.

NOTA: Me encanta el bus de la imagen.

WebPerf Barcelona: Magento

Este jueves (pasado mañana) tenemos de nuevo evento de Web Performance, en esta ocasión para Magento. Una vez más contamos con la colaboración de La Salle donde contaremos con dos ponentes que tratarán la optimización de este, muchas veces, problemático (en cuanto a rendimiento) software de comercio electrónico.

El evento, como decía, será en La Salle Barcelona, de 19:00 a 21:00 en la sala de actos de la facultad de Arquitectura (Edifici St. Josep – Auditori, Quatre Camins 2). Te puedes apuntar para asistir de forma gratuita.

Los ponentes son Manel Doménech (SysAdmin de Onestic@onestic) y Jordi Rosell (Einnova@jrosell) que nos explicarán los entresijos de este sistema y cómo optimizarlo. Entre otros temas que se tratarán, tenemos:

  • Rendimiento de Magento
  • Magento y Cloud
  • APC y Memcached
  • Combinación JS y CSS
  • Ineficiencia en módulos
  • Configuración de infraestructura
  • Uso de caché
  • Eliminar consultas innecesarias
  • Cuellos de botella con xhprof

Para aquellos que no puedan asistir (porque la distancia no lo permite o porque quiere ver el partido de la Eurocopa) se podrá seguir en directo por streaming. También se puede seguir el evento por twitter desde @WebPerfES y por el hashtag #webperf, a quién también podéis dirigir preguntas y/o consultas a los ponentes.

WebPerf Barcelona: WordPress

En unos minutos comenzará el primer #WebPerf en España, organizado desde WebPerf.es por mi mismo y donde yo voy a ser el primer ponente (por las cosas del directo, ya sabéis).

Aunque las carreras de última hora son siempre previsibles, tengo un rato para comentar varias cosas sobre el evento que, como bien dice el título habla de WordPress, de cómo conseguir que el WordPress consiga un alto rendimiento. Os dejo con la presentación para descargar y dejo el canal en directo aunque es una prueba piloto, por lo que si hay algún problema, lo siento de ante mano, seguramente poco podré hacer, aunque intentaré que sea posible que se vea (y sobre todo, que se oiga)…

Reconozco que estoy un poco nervioso, no tanto por la charla (no es ni la primera ni la última, aunque como siempre la he preparado pero improvisaré algo) sino por el hecho de organizar un evento después de tantos años sin hacer nada. Prácticamente desde el congreso OJObuscador 2007 que no llevaba a la realidad algo como esto. Además, gente a la que aprecio mucho va a estar ahí, y, no puedo fallar 🙂

Hala, ¡mucha mierda!

Al fin SOLO con Goyo Jiménez

Silencio, sonrisa, risa, carcajada, aplauso y lágrimas. Tras eso, un dolor de mandíbula y de cara en general por haber ejercitado los músculos más de lo habitual. Ese es el in crescendo cuando vas a ver a Goyo Jiménez ahora que “se ha quedado sólo” porque su ex lo ha dejado. Y es que en este monólogo de dos horas de duración no puedes dejar de reírte, aunque él lo intenta.

Y digo lo de las dos horas porque en teoría es lo que dura el espectáculo… ya que el día que fui yo se puso a improvisar la primera hora y, en vez de 55 minutos hizo hora y cuarto… así que nos llevamos 20 minutos por la face.

Para haceros una idea, como la mayoría de los monólogos, todo son tópicos, y la verdad es que esa es la gracia… que te ves reflejado al 100%. Además, le da por comparar las relaciones y la vida de la pareja y la persona con la informática y, claro, eso a mi me llega al fondo. Que si USB, que si WiFi; además lo deja claro: los hombres somos PC y las mujeres son Mac. Aunque comenzar la actuación preguntando cuánta gente tiene twitter (un 20%) y cuánta gente tiene Facebook (un 90%) y cuánta tiene Tuenti (un 0%, declarado) mola.

El espectáculo se divide en dos partes… la primera está más enfocada a destapar los trapos sucios de los hombres… y cómo la evolución nos ha dejado bajo el manto de las mujeres. La segunda parte es la que desvela cómo son las mujeres, porqué actúan como actúan, una serie de trucos para que aprendamos. Además, seguro que sales con bastantes recomendaciones… una de ellas es la de ver “el Encantador de Perros” con César Millán…

Aunque sin duda, si Goyo está haciendo esta obra de teatro, o monólogo o como queráis llamarlo, es porque está buscando, de nuevo a su nueva media naranja (que sabios son los griegos). Así que, sobre todo si vas con tu pareja, ten cuidado que a lo mejor te la levanta. Más que recomendable.

NOTA: para entender algunas incongruencias de esta entrada, por favor, vé a ver la obra y luego relees que lo verás todo más claro.

Ciudades cuadradas

Ahora que ya estoy a punto de marchar de Buenos Aires me gustaría comentar algunos detalles que me han sorprendido bastante y que quizá muchos de los que me leéis tampoco conozcáis.

Cuando llegamos a la ciudad, una de las cosas que más me sorprendió fue la numeración de las calles. Hace ya un tiempo expliqué cómo funciona, parcialmente, el sistema de numeración de las calles por España, pero es que el sistema que tienen por aquí tiene una idea mucho mejor que la que usamos en Europa.

Buenos Aires es una ciudad “cuadrada”. Y por cuadrada, para que me entendáis, quiero decir que está hecha prácticamente a base de cuadras, manzanas, isletas o, como queráis llamarlo, de forma muy parecida al Eixample de Barcelona. Además, es una ciudad muy extensa, los edificios no son muy altos, pero se ha crecido a lo ancho, lo que significa que las calles, por norma general son muy largas.

Aquí puedes encontrarte números de calle tranquilamente cercanos a los 5.000, algo que me hizo abrir los ojos al poco de llegar. ¿Cómo es posible que una calle tenga 5.000 números si la Gran Vía de Barcelona tiene algo más de 1.000 y cruza de punta a punta la ciudad? La razón es muy sencilla: cada cuadra son 100 números. Esto significa que cada manzana cubre en entero entre 100 de una calle. De esta forma, si estás en el 2578, significa que estás en la manzana 25 desde el principio de la calle.

La verdad es que este sistema me parece muy inteligente, ya que sabes exactamente a la distancia que te encuentras de un sitio, principalmente porque las isletas más o menos son fácilmente medibles. Os recomiendo una entrada que explica bastante bien el sistema de numeración de varios lugares.

Otra de las cosas que me han parecido muy inteligentes (y seguras) es que, a la salida de los estacionamientos (parkings, aparcamientos…) hay un par de bombillas, roja y verde. Estas bombillas son para avisar que un vehículo está saliendo, y es que este sistema es obligatorio porque se han atropellado a muchas personas. Sí, muchos atropellos porque en esta ciudad (y parece que en el país) la gente parece enloquecer frente al volante.

Reconozco que cuando voy en la moto hago muchas cosas que no se deben hacer… pero la verdad, en Argentina no se me ocurriría ir en moto porque simplemente moriría a los 2 días. Los carriles se puede decir que están para gastar pintura, porque en todos los trayectos que he recorrido simplemente iba por encima de las líneas blancas intermitentes. Además, la gente tiene la mano suelta en cuanto al claxon (pito) se refiere… a la mínima que alguien no hace lo que tú consideras que ha de hacer o tarda 2 segundos más en incorporarse, tocas el claxon para “increparle” porque no (y repito, no) incumple correctamente las normas de circulación. Otra cosa importante es que, creo, que el concepto “reasfaltar las calles” no existe… tengo la sensación que las calles se asfaltaron hace 30 años y se han quedado así. Hay muchísimos baches, agujeros, saltos… siempre que salgo de los coches salgo mareado. Lo siento, pero he de decirlo: voy cagao de miedo cuando me subo a un coche.

Una anécdota divertida (vaya, a mi me lo parece) es que anoche cuando volvíamos del aeropuerto le dijimos al taxista que íbamos a la calle Guatemala. Por aquí cerca hay otras calles de similar nombre (un par más allá está Paraguay). Tras un largo viaje, el taxista paró en un sitio completamente desconocido por nosotros e hizo la intención de decir que ya habíamos llegado… pero, antes de que eso ocurriera, Miquel le dijo al taxista que íbamos a la calle Guatemala. El taxista reconoció su error y comenzó el trayecto preguntándole a otro taxista por la calle en cuestión. Al momento le preguntamos que qué calle era donde nos había llevado y nos dijo: les entendí la calle Honduras. Sin duda a mi se me escapó una sonrisa gigante y por mi cabeza pasaron varias fórmulas de cómo el hombre había podido confundir Guatemala con Honduras…

El día que estuvimos por Mendoza quedamos a comer con una gente y, mientras esperábamos a los 3 que venían, me quedé hablando con uno de ellos sobre el estado de la conexión a Internet del país y la ciudad. Me interesa saber qué tecnología y demás usan. Me estuvo explicando y yo también le contaba las analogías con España y otros lugares, también hablando de móviles (le enseñé mi HTC Desire HD) y no sé cómo apareció una chica joven (debía tener unos 14 años) que se quedó escuchando. Yo me quedé observando porque estaba situada a unos 50 centímetros de nosotros, con una oreja puesta en la conversación y con el rabillo del ojo mirándome. Al cabo de un poco nos pregunta: perdona, ¿de dónde sois vosotros?. Le contestamos y la chica siguió escuchando atentamente hasta que llegaron unas compañeras del instituto que había en la calle de delante. Me hizo mucha gracia que alguien de esa edad se interesase tanto por “las telecomunicaciones”.

En fin, muchas anécdotas que me llevo de estas ciudades y a las que prometo volver, aunque esa vez será con algo más de tiempo y un poco más turísticamente.

Cuanto hijo de puta hay suelto por el mundo

Aunque sean funcionarios, a tomar por culo los mandaba yo. Y es que si los Mossos d’Esquadra son los que, supuestamente, protegen mi integridad en tierras catalanas, la verdad es que no me apasiona vivir aquí.

Hace ya días que sigo este tema con algo de interés. El tema del proceso de Bolonia. Siempre he dicho, desde que pasé por la universidad, que la carrera de informática no se parece en nada a la realidad del mundo, y esa fue una de las razones por las que al final no acabé la carrera e hice un CFGS por “tener un título que diga que soy informático”. En este caso el módulo tenía algo más que ver con la realidad, aunque aún le faltaba un poco.

Hoy, mirando un poco los diarios, me he encontrado con un gran artículo que espero que aparezca en todos los medios de comunicación, catalanes y de fuera, aunque está claro que no va a ocurrir, al menos a gran escala.

Hace unos días, en una de las revueltas estudiantiles en los que los Mossos ponían orden, un periodista recibió un golpe en la cara que podría haberle causado más de lo que tiene, aunque, precisamente por ser prensa, no debería ni haber recibido un rasguño. Pero no, Guillem Valle (ADN) estaba allí, haciendo su trabajo de periodista gráfico queriendo dejar reflejado en imágenes lo que estaba ocurriendo.

En el informe que han presentado la policía autonómica catalana dicen que un estudiante le arrojó un martillo en el ojo, y que la culpa de todo ha sido de ese martillo, y, por supuesto, de los estudiantes alborotadores antisistema que no quieren estudiar y sólo destruir el mundo.

Pero allí estaba José Colón (Público), haciendo fotografías. Y es que lo bueno de las fotografías digitales es el sistema Exif que guarda una cantidad interminable de datos de la fotografía y, entre otras cosas, la fecha y hora con décimas de segundo. Y en las fotografías, en la serie de fotografías que tienen, se puede ver claramente como el martillo, ya estaba en el suelo. Os recomiendo ver la serie de imágenes, porque se ve claramente, además del vídeo que no deja lugar a dudas.

En fin, espero que los hijos de puta que se dedican a proteger mi integridad por la calle no se crucen conmigo; y no lo digo como una amenaza, todo lo contrario, lo digo como un ciudadano que cree que el mundo es cada vez más un Estado de sitio en el que unos pocos mandan y hacen lo que le sale de los cojones “porque sí”, porque… ¿ellos tienen el poder?…

Momento en el que apalean al periodista

Guillem Valle de ADN tras la paliza de los Mossos y con su identificación de periodista visible