Arruinarse está bien visto

malOJO!¿Eres emprendedor? ¿Cuántas veces te has arruinado? Yo reconozco que no he llegado a lo que podría llamarse arruinarse, ya que no me tuve que ir de mi casa, aunque durante una temporada tuve que buscarme la vida para pagar la hipoteca, ya fuera tirando de tarjetas de crédito, de mis padres o de lo que hiciera falta.

Es curioso que dependiendo de con quién te juntes las cosas vayan de una manera u otra. Hace 5 años y pico cuando empecé Googlemania todo era un hobbie. Al menos así lo fue hasta que comenzó OJObuscador. En aquel momento ese hobbie se fue convirtiendo en profesión, ya que comenzaba a pedir días de fiesta de mi trabajo como técnico en ITnet para irme a Madrid o preparar el congreso OJObuscador.

Y cuando llegó el momento del congreso tuve que elegir entre ITnet, un trabajo fijo, estable, seguro o tirarme a la piscina sin saber cómo iría el primer congreso y sin saber si había vida más allá.

Tras el primer congreso comencé a trabajar en temas de consultoría, y en lo que se nos daba bien con uno de los ya ahora ex-socios. Meses después, poco antes de verano comencé las gestiones para montar OJO internet S.L., ya que nos comenzaban a ir bien las cosas y teníamos un nivel de facturación que no quería soportar como autónomo. Además, como ya éramos dos, la idea era hacer las cosas serias. En aquel momento también se tuvo que unir a la fiesta David, compañero de viaje (de lejos, pero de viaje) desde la primera época. Es curioso porque, aunque hacía años que hablábamos, nos cruzábamos correos y demás, prácticamente no nos conocíamos, y tuve esa confianza suficiente como para embarcarlo conmigo. Lo que todavía no sé es como sigue siendo un gran amigo y un apoyo en esos momentos duros de OJO, donde todavía sigue enfrascado (y vuelvo a repetir, no sé cómo es capaz de aguantarme) 🙂

Cuando OJO estaba ya en marcha, comenzaron a salir varios temas: por un lado estábamos preparando el congreso OJObuscador 2, y por otro lado, por contactos míos salieron unas consultorías que nos reportaron, en los primeros 4 meses de la empresa unos 30.000 euros. Bueno, no estaba mal comenzar una empresa que el primer año tuvo que pagar 8.000 euros de Impuesto de Sociedades por culpa de los beneficios “no esperados”.

Poco después llegaba el congreso. Además, se había incorporado al equipo otro de mis ex-socios (en ese momento no lo era, aunque sí meses después) que se encargaron principalmente del congreso, ya que estaban en Madrid y, al fin y al cabo, era allí donde se hacía el evento, por lo que yo me dedicaba más a la parte “de toda la vida” y ellos llevaban “las cosas nuevas”.

Los primeros problemas comenzaron a llegar cuando las cuentas no empezaron a cuadrar. Debíamos tener los ingresos necesarios para organizar el congreso, pero una mala planificación con nóminas y con los ingresos-gastos del congreso me hicieron ver que algo no acababa de funcionar. Aunque en realidad eso se vio tras el último congreso.

bancarrotaEl evento nos dejó unas pérdidas de más de 20.000 euros. Eso sí, los únicos que arrimamos el hombro fuimos David y yo. David se apretó el cinturón mucho y comenzó a buscarse trabajillos para poder llegar a fin de mes, y yo, a parte de no cobrar, comencé a inyectar capital a la empresa de mi bolsillo… lo suficiente como para que a finales de año la empresa se mantuviera a flote. Y es que, justo después del congreso decidimos separar la empresa en dos, una que seguía siendo OJO internet y la otra que se dedicaría a la consultoría. Los socios nos dividimos pero, mientras OJO seguía pagando las nóminas de todos (menos la mía… absurdo hubiera sido), la otra empresa (a la que yo nunca llegué a tener acceso a sus cuentas, mientras yo dejaba públicas las “mías”) iba ganando dinero.

El primer problema fue cuando OJO “pidió” a la otra empresa que inyectase algo de pasta. Aquello no ocurrió nunca. En resumen: yo había invertido más de 10.000 euros en mi empresa (aún no sé de dónde salió tanta pasta, porque no la tenía) y, por un lado yo estaba con varios créditos para mantener, y OJO también estaba endeudada hasta las cejas.

El siguiente paso ya lo expliqué, así que lo voy a obviar. Primero un viaje a Madrid, y luego el anuncio de mi recompra del 100% de OJO internet S.L. En aquel momento sólo existía OJObuscador, que era “la marca” conocida.

Tras eso me tuve que poner manos a la obra. Creo que al principio, aunque lo pensé mucho, no me entró en la cabeza cerrar la empresa ni por asomo… al fin y al cabo, ahora era completamente mía, tenía un huevo de pérdidas, yo había invertido pasta personal y, al menos, tenía que intentar recuperarla, al menos intentarlo.

El primer paso fue salir de casa. Necesitaba otro ambiente y, un comentario hizo que Carlos me ofreciera volver al equipo de ITnet. No volvía a trabajar allí, pero sí que, aprovechando el cambio de oficinas, nos mudaríamos. Digo nos mudaríamos porque Carmen siempre había estado teletrabajando. Así que comenzamos nuestro camino por las nuevas oficinas. Y Emilio nos invitó a un viaje a Amsterdam, momento en el que pude hablar largo y tendido con Jaume y Carlos sobre la situación de OJO, incluso Emilio comenzó a estar al día, aunque él ya sabía un poco cómo estaban las cosas.

El cierre del 2007 fue desastroso. Algo que nunca acabaré de entender… cómo un año después aún seguía pagando a Hacienda impuestos de 2006 (que como dio muy positivo aún seguía pagando). Aunque 2008 fue el año de los cambios. El que ya no estuvieran mis ex-socios de Madrid hizo que pudiera crecer. Y es que la primera lección de todo esto es que no te asocies con gente que no tiene ni puta idea de negocios y sobretodo que no conozcas suficiente. No entiendo cómo es posible que me asociara con alguien que no sabía hacer ni una factura bien.

Pero, como decía, 2008 ha sido el año de los cambios y expansión. Por un lado el lanzamiento de los nuevos sitios. Un gran acierto el de Carlos que con un comentario en tono jocoso comentó meses antes el lanzar OJOinternet, y que ahora es un producto ya muy decente que ha crecido muchísimo mes a mes, convirtiéndose en el sitio de información de negocios en Internet. Además, hace unos días, revisando las cuentas de 2008 he podido comprobar que, aunque estamos cerca del break even nos hemos quedado a las puertas.

El martes pasado, cuando estaba en la charla que Dídac Lee dio en Iniciador de Barcelona me di cuenta de que no soy el único al que le han ido las cosas torcidas. Bueno, es algo que ya sabía (a mis socios actuales ya les ha pasado varias veces, y muchísimo más bestia que a mi, que, como digo, arruinarse es una palabra quizá algo excesiva en mi situación) pero sobretodo he comprendido muchas cosas:

  • Tener claro con quién te ajuntas
  • Tener claro si te metes en un negocio el porqué lo haces
  • Con un dominio te monto una multinacional (Javier Casares dixit)
  • Querer ganar dinero. Hay que ser ambicioso pero sin ser avaricioso (Javier Casares dixit)
  • El pasado está ahí, hay que aprender de él e intentar no caer en los mismos errores.

Aunque quizá de lo que más me quedo de la charla de Dídac Lee es una cosa que dijo: en época de crisis se acentúa la imaginación y la creatividad. A mi me ha tocado hacer eso desde hace 2 años, y ahora que estamos en época de crisis lo que estoy haciendo es quizá lo contrario de lo que muchos harían: invertir en mis proyectos.

Cuesta arriba, luz al final del caminoDesde el verano pasado estoy trabajando en un proyecto bastante potente para OJO, aunque ha estado parado a temporadas. Ahora tengo previsto comenzar a inflarlo para lanzarlo en el momento más preciso (probablemente en 2-3 meses). Además, he fichado a una gran fichaje que es Elisenda. Sin duda una máquina, y es que tengo un equipo que no me lo merezco y que me aguanta mucho. Eso sí, he llegado a la conclusión de que ahora es momento de focalizarse en algunas cosas, por lo que los lectores habituales de toda la red notarán que estamos centrando más esfuerzos en unos productos que en otros, pero es que, hay que ser realistas, hay que comer y ganarse el jornal, y eso implica dedicarse más a lo que da dinero.

Por otro lado, EtheK. Hace un año y poco comenzamos a dar los primeros pasos. Llevamos, sobretodo Jaume y yo, aprendiendo muchísimo del proyecto, que él conocía muy bien, y ahora el equipo va a crecer. La empresa ya está lista, y las 3 personas comenzarán en breve. Además, lo mejor de todo, es que ya es un proyecto rentable, así que el futuro sólo nos lleva a un objetivo: crecer y crecer.

Seguro que muchos os preguntáis el porqué de esta entrada. La verdad es que llevo bastante tiempo queriéndola hacer, pero quizá ahora es cuando veo claro todo lo que ha pasado, y también veo un poco el hacia adelante, una luz en el camino. Una luz que puede ser de una ciudad gigante a la que he de llegar o puede ser la luz del final del túnel, pero, una luz que hace que siga adelante y que, si hace que me tropiece otra vez, me acordaré de que un día escribí una entrada en la que expliqué mis penas laborales para decirme que tengo que seguir adelante en aquello que creo. Eso sí, a base de trabajar y de mi esfuerzo y no a costa de “cualquier cosa” como hacen otros… Nunca dejes muertos en tú camino.

24 comentarios en “Arruinarse está bien visto

  1. Impresionante sinceridad.
    A mi tambien me ha pasado. Es el efecto Didac en iniciador.

    Genial conocer tu caso, y sacar la moraleja y poder aplicartela a uno mismo.

    Saludos!
    Jordi

  2. Pues sí, la verdad es que aunque supongo que queda entredicho, aún ando “resacoso” a nivel de pasta (ya no a nivel personal, pero sí que OJO lo está) de la mala gestión de los socios de aquella época…

    De ahí que en los nuevos proyectos, y que desde hace unos cuantos meses mi objetivo en la vida sea “ganar dinero” 😀

    Como bien dice Jaume Ferré, esto es una iglesia en la que muchos creen en el ganar dinero y pocos son los que lo practican… yo hace unos meses era monaguillo… ahora soy párraco de una iglesia pequeñita con tendencia a obispo 😀

  3. Es admirable la humildad que demuestras explicando tu historia!
    Creo que un emprendedor madura a base de leches y cuando estás a punto de quebrar o cuando has quebrado, la lección que aprendes dura tota la vida.

  4. Me gusto mucho la historia del crecimiento personal de tu empresa y de los diferentes proyectos y de cómo algunas veces toca caer para volver a levantarse.

    Los bueno de estos posts es que son lecciones de vida y queda en los lectores, aprender y sacar lo valioso de las mismas.

    Suerte en el nuevo proyecto.
    Saludos,
    Milagros

  5. Javi, te conozco a ti bastante bien y también a tus ex socios, por eso mantengo el anónimato. Te aprecio, pero en esta ocasión tengo que decirte que me parece que te pasas.

    Creo que no es justo que hables de “mala gestión” de tus ex socios.

    ¿No tenías tu el 78% de las acciones, eras administrador único y la sociedad no era mancomunada? Ojo, estos datos los podemos ver en Axesor eInforma, o cualquier otra base de datos.

    No se cuanto ganabas tu cuando te fuiste de la empresa de Carlos, pero tus ex-socios triplicaban en sus anteriores trabajos tu salario… según me contaron.

    Yo creo que es interesante que cuentes cosas como estas porque a los emprendedores nos sirve, pero no te pases de listo cuando sabes que hay gente que conoce las dos verdades.

    Os sigo siguiendo a ambos, a ti con tus proyectos y tus ganas y a tus ex-socios le va muy bien… sin ti. Y siempre que hablo con ellos y contigo me queda claro que fue un error de ambos, arriesgar tanto por tan poco. Tu no le conocías a ellos y ellos no te conocían a ti. Grave error de ambos. Pero ya pasó… creo que tanto tú como ellos habéis aprendido la lección.

    Me alegra que te vaya mejor ahora, porque te lo has currado. Pero tus ex-socios, hace una semanas me contaron sus ambiciones, frustraciones y conquistas y he quedado maravillado con la visión que tienen, juntos son dos grandes estrategas.

    Mientras tu querías hacer merchandising de OJO, ellos tenían una estrategia definida, clara y ambiciosa de empresa, internacional.

    Mientras ahora se organizan eventos verticales rentables y conferencias internacionales en muchos países, ellos suman experiencias por ciudades donde tu no dominas el idioma y pueden conocer de cerca a grandes de verdad… en San Francisco, por ejemplo.

    Tu eres un chico muy majo y con fuerza, pero el otro día te leí y ponías algo como “en España los que dominamos la información de los buscadores somos Miguel (Dirson) y yo”…creo que en un post criticando a Ouali. ¿No crees que tienes el ego un tanto alterado?

    “La internet real”, no eres solo tu. Un abrazo.

  6. Voy a ir contestando parte a parte para no perder el hilo…

    Con respecto a la gestión de la empresa, sí, yo era el que “más poder tenía”, al menos al principio… de la misma forma que tienes esos datos sabrás que en el segundo cambio accionarial las cosas cambiaron mucho y que todos tenían derecho a votar. Además, uno que es como es, quiere que sus socios en la empresa tengan voz y de ahí que aunque yo “fuera el mayor accionista” no implica nada con respecto a la gestión. En otros proyectos en los que estoy, por ejemplo, soy un socio muy minoritario y soy el “que manda y decide”…

    Con respecto a lo que yo ganaba cuando estaba en ITnet, sí, no era una maravilla de sueldo, pero tenía otros proyectos fuera de ITnet que me daban para vivir bien. ¿De dónde iba a sacar yo 1.000 euros de sobra al mes, teniendo que pagar una hipoteca de 1.000 euros al mes y “vivir”? Como siempre digo, no puedo quejarme mucho de problemas de pasta en aquella época, y no me importó invertir dinero propio en la empresa. Lo que si que no paso (y reconozco que ahora lo veo como un error y no en aquel momento) es que ese dinero que yo ponía iba a parar a los bolsillos de todo el mundo.

    Con respecto a cómo les va a mis ex-socios, no voy a entrar… simplemente me mantengo al margen, aunque mis informaciones no parecen ser las mismas que las que tú tienes, aunque, como digo, ni me va ni me viene…

    Y con respecto a la internacionalización… bueno, como supongo que habrás notado, mi objetivo hoy en día no es el de los buscadores. Mi negocio por suerte va a otros lugares y sí, sigo siendo el responsable único de OJObuscador, ya por temas personales (al fin y al cabo es un proyecto al que le tengo mucho aprecio) y por profesionales (el estar al día de lo que ocurre en este mundillo me va bien para vivir tranquilo).

    Y con respecto a “un post criticando a Ouali”… bueno, supongo que te refieres al artículo que publiqué con respecto a que OJO no iba a estar en el Search Congress. Como he comentado alguna vez, mis socios vieron altamente recomendable que “OJObuscador” estuviera en un evento sobre buscadores y más siendo en Barcelona, que al final es donde nos movemos más. El que nos retirásemos a tiempo fue una decisión que costó pero que luego, comentando con otra gente, creemos que fue la más acertada. Y sí, sigo pensando que, hoy en día, los puntos de información sobre buscadores en español siguen siendo OJObuscador y Google.Dirson (pese a quien le pese).

    Y con respecto a lo del ego alterado, si me creyera “la leche de persona” iría por ahí dando megacharlas y cosas parecidas, pero, la realidad es bien distinta… me paso 1012 horas trabajando en la oficina, programando, haciendo SEO, haciéndome las cuentas mes a mes para poder pagar la hipoteca con tranquilidad… y, todo lo contrario con el tema de “la internet real”… yo vivo de Internet, pero no soy Internet… ojalá pudiera decir que soy Don Google o Don Facebook (si los fuera no estaría aquí, créeme)… no, sólo soy una persona que gestiona un pequeño “medio de comunicación” y que además intenta ganarse la vida lo mejor posible…

    Por cierto, todo lo que comento en el artículo, de la misma forma que se puede saber el accionariado de la empresa, puedes ver los datos “de números” y comprobarlo… a mi no me aporta nada escribir una entrada “rajando de nadie” porque no tengo ninguna necesidad de hacerlo… para meter caña ya está Carlos 😉

  7. Gran post Javier. Uno puede aprender mucho (y prevenir) gracias a esta experiencia que nos has explicado.

    Sin duda, una experiencia llena de esfuerzo y trabajo, asumiendo riesgos para conseguir lo que uno está dispuesto a alcanzar.

    Sergio.

  8. No se si tiene mucho que ver, pero pasado el tiempo me gustaría saber tu opinión acerca de si fue o no una buena decisión hipotecarte como emprendedor. ¿Es muy importante tener una vivienda en propiedad? Para mi no lo es y mucho menos con 22 o 23 años. Crees que una hipoteca tan prematura puede hipotecar valga la redundancia al emprendedor.

    Me gustaría saber tu opinión ya que pasados unos años puedes analizarlo con perspectiva.

  9. Bueno, el tema de tener hipoteca venía de antes de ser emprendedor… al poco tiempo de estar en ITnet en casa decidieron que sería buena “invertir en pagarme un piso” (y vivir en él)… y la verdad es que ha sido interesante.

    También te digo que es algo que quizá no todo el mundo pueda permitirse… pero bueno, para mi es un “gasto” que está ahí y por el que he de luchar mes a mes…

  10. Hola, Javier,
    Ayer te pude oir en el First Tuesday por primera vez, y de ahí he llegado a tu blog.
    Me ha gustado tu entrada. Es bueno saber de experiencias de otros, y que las cuenten con sinceridad. Efectivamente, el tema de los socios es uno de los más espinosos a la hora de crear un proyecto nuevo. Hay que pensarlo bien.
    Suerte y ojalá te vaya bien y esta luz que ves al final del túnel, no sea la del AVE que viene a toda leche en dirección contraria.
    Salu2

  11. No te preocupes (mucho) de ir resacoso en pasta, lo puedes enfocar así:

    1) tu experiencia vale tanto o más que hacer un mba en las mejores escuelas de negocios (50K euros?)

    2) si no te costara pasta, no te dolería, si no te duele, no se aprende 🙂

    Ánimo y a seguir así Javi!

  12. Me ha gustado mucho este post. Tambien he tenido una experiencia que no tuvo el final esperado pero creo que lo más importante es sacar lo positivo de cada experiencia.

    De todo se aprende y sobretodo de los errores.

    Me gusta mucho leer de vez en cuando tu blog o el blog de Carlos o de Didac. Aprendo mucho de vosotros y creo que me ayudais a tomar las decisiones adecuadas.

    Seguir compartiendo vuestras experiencias que al final nos permite a todos reflexionar sobre temas que pueden no parecer importante

  13. arruinarse no solo esta bien visto sino que forma parte del aprendizaje necesario para triunfar tanto en la vida como en los negocios, a nadie le gusta, pero no hay mejor master en direccion de empresas que darse un buen estacazo y volver a empezar con mas ganas y un poco mas de tablas

  14. Pingback: Post recomendados de la semana « Churris por un tubo
  15. Un comentario con mucha sinceridad. pero lo importante es verlo todo con positivismo: has aprendido mucho de todo eso, y ahí sigues, para delante.

  16. Fantástico post, Javier, y muy de acuerdo con Didac Lee y Antonio Gas.

    Hace poco menos de cinco años me arruiné con un negocio, me dio por meterme en la hostelería nocturna y a punto estuvo de costarme incluso la vida… Puffff, más de 150.000 € de deudas, casi nada. Tiempos de enfados con mi familia (me habían abalado), de pedir dinero para fumar un cigarrillo o pillar el transporte público (no había utilizado el transporte público en mi vida hasta ese momento!) y de buscarme un curro de comercial (con mi Máster en dirección Comercial bajo el brazo y 4 años de experiencia).

    Tenía fobia a responder a llamadas desde teléfonos ocultos o desconocidos, pues la mayor parte de las veces eran acreedores. Como se dice vulgarmente, estaba hundido en el fango. Pero tuve la suerte de encontrar a la persona adecuada en el momento más triste para darme cuenta de que el dinero se gana, se pierde, se gasta, se mueve… Y me puse manos a la obra. Con 3.000 € que conseguimos arrancamos una Agencia de Publicidad destinada a un nicho de mercado concreto y, en tres años de esfuerzo tesón y hacer las cosas bien, no sólo nos hemos convertido en líderes de ese mercado sino que hemos sido los únicos en crecer en plena crisis. Y ese proyecto nos ha servido como base financiera para otros 3 proyectos más.

    Lo mejor de haberme arruinado es que he descubierto mis puntos débiles y mis puntos fuertes y, por encima de todo, he descubierto qué tipo de empresario quiero ser y cuál no.

    Un saludo y diculpa por el tostón!

  17. Pasado un tiempo siempre se ve todo con otras perspectiva mucho más práctica. Cosas que antes hubieras alzado la voz al cielo, ahora ves que realmente importan un pimiento. Eso es signo de madurez empresarial 😉

  18. Pingback: Post para recordar #2 (especial emprendedores)

Deja un comentario